Lo que le dejó a Guardiola la eliminación de la Champions

Es mucho lo que se ha dicho y todo ha sido en contra de él. Pep Guardiola vive uno de sus momentos más difíciles tras quedar el Manchester City eliminado de la Champions League. Lo peor es que hasta desde Barcelona han disfrutado con la caída del estratega español.

Un galés que no es Bale, pero que también tiene mucho que decir

La selección galesa tiene un referente y ese es Gareth Bale, sin embargo, hay otros pilares donde descansa el éxito de un equipo que dejó una grata impresión en la Euro 2016. Ashley Williams es el capitán y una de las columnas de un combinado que aspira a llegar a un Mundial después de 60 años.

Kasper Dolgberg se le está escapando al Barcelona

El delantero Kasper Dolgberg tiene varias propuestas y puesto que el Barcelona no se decide a ficharle su destino puede estar lejos del balompié español. El Ajax, dueño de la ficha del internacional danés, le ha avisado al Barca cuál es la situación actual del ex jugador del Silkeborg.

Los grandes fracasos de la liga china

Tanto dinero invertido también generará en algún momento tanto dinero perdido. La liga china vive unos altibajos que hacen pensar el por qué se paga demasiado a jugadores que no han rendido como se esperaba.

Branislav Ivanovic y su renacer en el Zenit

Verle sin la camiseta del Chelsea parecía una utopía, sin embargo, tras varios meses sin ver la titularidad absoluta el serbio Branislav Ivanovic decidió marcharse al Zenit de San Petersburgo, y de esta forma buscar un nuevo reto en el ocaso de su vida futbolística.

jueves, 21 de junio de 2018

Nigeria es toda una incógnita todavía




Cuánto pueda rendir, es difícil de saberlo. Que tienen material humano, es verdad, pero tampoco podemos decir que Nigeria tiene las individualidades de antaño, y peor aún, con Argentina y Croacia en el grupo todo parece señalar que los ‘águilas’ volaran bajo en Rusia 2018.


La principal referencia del equipo es el capitán y emblema John Obi Mikel (Tianjin Teda). El ex jugador del Chelsea es sobre quien recae el peso de una selección que puede presumir de haber dejado en el camino a Camerún, actual campeón del continente, aunque tampoco puede darse el lujo de pensar que este antecedente le garantizará el éxito. Para la portería personalmente me decantaría por Francis Uzoho (Deportivo la Coruña), aunque sus 19 años e inexperiencia no lo benefician para ser titular. En base a esto lo lógico es alinear a Ikechukwu Ezenwa (Enyimba) teniendo por delante a Leon Balogun (Mainz 05) y William Troost-Ekong (Bursaspor). Los laterales son muy importantes para el conjunto nigeriano porque los extremos que suele ubicar Gernot Rhor se preocupan más por el arco rival que por el propio.


Así pues, lo ideal sería que Elderson Echiejile (Circulo Brujas) actué como lateral izquierdo y Abdullahi Shehu (Bursaspor) lo haga por la derecha. Víctor Moses (Chelsea) es el extremo por la derecha. El ex jugador del Birmingham ha crecido tremendamente que también puede ocupar la plaza de lateral y de atacante. Tomando en cuenta la derrota ante Croacia podemos determinar que lo pensado se plasmó en el campo. Wilfred Ndidi (Leicester City) con Eghenekaro Etebo (Las Palmas) barrían en el medio, con Obi Mikel como enlace y apoyo de Odion Ighalo (Changchun Yatai). El ex jugador del Watford City) suele recogerse para combinar con los extremos.


Moses estuvo sobre la derecha en el partido contra Croacia, mientras que Alex Ibowi (Arsenal) trabajo por la izquierda. Nigeria sabía que el cuadro europeo tenía un mejor manejo de balón por eso que al recuperar el esférico buscaba responder con veloces contraataques, aunque sin la precisión para hacer daño. Seguramente la misma escena será contra los argentinos.


Caída ante los croatas por la mínima diferencia. Fue una presentación decorosa. Se nota un escaso trabajo como equipo y la carencia de un conductor capaz de manejar los tiempos y hacer que las corridas de Moses e Ibowi sean solitarias y sin fuerza.

domingo, 10 de junio de 2018

El reloj suizo



Es uno de los tapados por la experiencia de sus jugadores y porque ya se ha vuelto un habitual en los mundiales. La selección suiza regresa a un Mundial con la consigna de alcanzar los cuartos de final del torneo, algo que Argentina se los impidió 4 años atrás. Jugadores hay de sobra y todos cuajados en las mejores ligas europeas. Es un equipo europeo con variantes, pero que carece de la magia suficiente para desequilibrar un partido.


Vladimir Petkovic no puede estar más conforme, le ha tocado liderar un equipo que juega de memoria y que además posee mucha experiencia en cada uno de sus jugadores. 

"Tenemos una buena mezcla en nuestro equipo. Eso nos permite tener buenas perspectivas porque tres cuartos de nuestro efectivo puede jugar junto entre 6 y 10 años más".

Por ejemplo, en la portería Suiza cuenta con 3 arqueros de gran nivel. El titular será seguramente Yan Sommer (Borussia Moenchengladbach), pero detrás de él figuran Yvon Mvogo (Leipzig) y Roman Burki (Borussia Dortmund). Hay presente y futuro en esta demarcación. La zaga debe ser liderada por Fabian Schar (Deportivo la Coruña), un jugador que ya estuvo en el Mundial anterior. Stephan Lichtsteiner (Juventus) es el lateral derecho indiscutible y Ricardo Rodríguez (Milan) cubre la banda izquierda.


Valon Behrami (Udinese) en el centro del campo jugará su cuarto mundial. Xerdhan Shaqiri (Stoke City) y Mario Gavranovic (Dinamo Zagreb) son los extremos, siempre bien apoyados por Granit Xhaka (Arsenal) quien suele pisar área rival constantemente. Gelson Fernandes (Eintracht Frankfurt) es otro pilar en la contención, mientras que Blerim Dzemaili (Bologna) estará entre los titulares debido a su magnifico toque de balón.


La ofensiva tiene en Breel Embolo (Schalke 04) al jugador más desequilibrante. Encarador, se retrasa para recibir el esférico y construir paredes por la zona central. También puede jugar como extremo. Haris Seferovic (Benfica) y Josip Drmic (Borussia Moenchengladbach) completan la terna de atacantes que hacen del cuadro suizo un contrincante peligroso.


Equipo duro y muy táctico. Hay velocidad en varios jugadores y otros tienen un bagaje muy grande en las grandes ligas. Brasil debe ganar el grupo y dependerá mucho lo que se haga contra Serbia para pensar en una segunda fase. El futuro está servido y Petkovic sabe que Suiza seguirá dando de que hablar todavía por mucho tiempo más. 

sábado, 9 de junio de 2018

El Liverpool se adelanta y ficha a Nabil Fekir





La figura del último campeonato francés parece tener nuevo destino. Según L’Equipe el atacante Nabil Fekir será nuevo jugador del Liverpool en las próximas horas tras llegar el Lyon a un acuerdo con los ‘reds’ que tendrán que abonar la suma de 65 millones de euros por su pase. La llegada del internacional galo es un revulsivo en caso el egipcio Mohamed Salah deje Anfield debido a una oferta de los grandes del fútbol europeo.



En el último ejercicio Fekir anotó 23 goles y realizó 9 asistencias con la camiseta del Lyon lo cual le valió para ser considerado por Deschamps en la lista definitiva de los que defenderán a Francia en l Mundial. Fekir era seguido de cerca por el Liverpool que deseaba cerrar este fichaje antes que comience la Copa del Mundo y es que una buena actuación del jugador de ascendencia argelina puede elevar su precio aún más. De todas formas, el Liverpool parece esperar hacer una buena caja con la venta de Salah por el que tanto el Barcelona como el Real Madrid están suspirando.


No se sabe si Fekir será titular en el Mundial, pero a nivel de clubes ya ha demostrado su valía. Apeado Karim Benzema (Real Madrid) de la convocatoria francesa las puertas se le abrieron de par en par a Fekir cuya presencia también dejó sin techo a Kingsley Coman (Bayern Munich) que se quedó con las ganas de jugar el Mundial. Recordemos que la temporada pasada el Lyon también vendió a Alexander Lacazette al Arsenal por más de 50 millones de euros y más los 65 por los que ahora traspasa a Fekir podemos asegurar que el cuadro francés tiene fondos para afrontar la campaña venidera.


Nabil Fekir llega al Mundial siendo una figura y tratará de irse siendo una estrella. Se espera mucho de él y el Liverpool pretende alcanzar la Premier League, un torneo que se le niega pero que siempre ha estado en las vitrinas de los ‘reds’. Francia goza con Fekir e Inglaterra se prepara para ver en acción al mejor jugador francés del momento.

Argentina, los hombres del hombrecito



Argentina tiene mucho a su favor, pero la historia y los años de sequía son los principales oponentes de una selección que desborda calidad en todas sus líneas y cuya deuda con su afición solo se saldaría con la consecución de la Copa del Mundo. Apeado de la convocatoria el arquero Sergio Romero (Manchester United) y confirmada la ausencia de Lauro Martínez (Racing), Argentina afronta el Mundial con casi la obligación de llevar el trofeo a casa.


Con la caída del ex arquero de la Sampdoria todo indica que Willy Caballero (Chelsea) será el titular, aunque su poca actividad y la popularidad con la que viene previsto Franco Armani (River Plate) pueden darle la derecha al ex portero del Nacional de Medellín. La defensa debe estar conformada por Cristian Ansaldi (Torino) en el lateral derecho, Federico Fazio (Roma) y Nicolas Otamendi (Manchester City) deben ser los centrales, y Marcos Acuña (Sporting Lisboa) el lateral izquierdo. Fazio otorga buena salida con el balón, lo mismo que Ansaldi, mientras Acuña es un extremo reconvertido en lateral. La presencia del ex jugador de Racing también hace pensar que Sampaoli podría trabajar con dos carrileros y tres centrales.


Javier Mascherano (Hebei Fortune) y Giovani lo Celso (Paris Saint Germain) deberían formar la primera línea de volantes, aunque la recuperación de Lucas Biglia (Milan) puede ser determinante para que Sampaoli se decante por el ex jugador de la Lazio. La reciente lesión de Manuel Lanzini (West Ham) también trastoca los planes del técnico argentino puesto que ha tenido que llamar de urgencia a Enzo Pérez (River Plate), un jugador que precisamente no era su mejor opción. Por delante de los hombres de contención estarán ubicados Eduardo Salvio (Benfica) y Ángel Di María (Paris Saint Germain), dejando a Lionel Messi (Barcelona) como enganche y a Gonzalo Higuaín (Juventus) como único delantero.


Ahora, si el ex seleccionador chileno se decide alinear a dos atacantes la inclusión de Paulo Dybala (Juventus) cobraría mayor valor puesto que se entiende muy bien con Higuaín, pero a pesar de esto no se puede descartar del todo a Sergio Agüero (Manchester City). Con esto el que sería descartado podría ser Eduardo Salvio y dejarle la banda derecha a Messi. Los locales Cristian Pavón (Boca Juniors) y Maximiliano Meza (Independiente) también esperan sus oportunidades y quién sabe pueden ser las sorpresas en el once inicial de Sampaoli.


Argentina siempre es favorito. Messi seguramente jugará su último Mundial. No hay un proceso largo y las credenciales albicelestes se basan en sus individualidades y en lo que el sistema de Sampaoli pueda rendir. La primera fase no parece complicada y después las llaves están como para que Argentina alcance las semifinales. Bueno, más de lo mismo, pero así es esto del Mundial y no se puede hacer nada.

lunes, 4 de junio de 2018

Bélgica deja en casa a uno de los mejores jugadores de Europa



No es normal dejar fuera del Mundial a un jugador que está atravesando el mejor momento de su carrera. Pues esto es lo que ha sucedido con la selección de Bélgica que a través de su entrenador Roberto Martínez dejó fuera de la lista a Radja Nainggolan (Roma), un centrocampista que vive muy buenos tiempos en Italia y que del que se pensaba sería uno de los elegidos para representar a los 'diablos rojos' en Rusia 2018.

"No creo que me dejase fuera solo por razones tácticas porque juego en la serie A, el campeonato más táctico que existe. Tuvimos una relación compleja. Si quisiera ser un ejemplo para los jóvenes en este momento seria un profesor".

Nainggolan no se ha quedado callado tras quedar fuera de la selección belga. Ha renunciado a esta y sus declaraciones contra Roberto Martínez están llenas de mucha pólvora. Con respecto a los elegidos podemos decir que muy pocos equipos pueden darse el lujo de contar en sus filas con una gran cantidad de estrellas. Por ejemplo, para la portería se cuenta con el gran Thibaut Courtois (Chelsea), pero el ex arquero del Atlético de Madrid no es el único para esta demarcación pues también los belgas cuentan con Simon Mignolet (Liverpool), lo que juega en contra del ex jugador del Sunderland es la inactividad que últimamente ha tenido en el cuadro de Anfield.


La defensa es liderada por Thomas Vermaelen (Barcelona), el ex jugador del Ajax ha recuperado su nivel desde la llegada de Ernesto Valverde. Ya sea como lateral o central estará entre los titulares. Vincent Kompany (Manchester City) jugará su último Mundial y su experiencia será de vital importancia para la retaguardia roja. Toby Anderweireld y Jan Vertonghen (Tottenham Hotspur) completan una defensa que prácticamente es la misma que jugó en Brasil 2014.


Por delante de la zaga se ubican Mousa Dembélé (Tottenham Hotspur) y Axel Witsel (Tianjin). Muchos pensaban que el ex jugador del Benfica iba a perder su puesto en la nacional al irse al fútbol chino, sin embargo, para Martínez sigue siendo un indiscutible. Yannick Carrasco (Dalian Yifang), Eden Hazard (Chelsea), y Kevin de Bruyne (Manchester City) son el tridente ofensivo que hace temblar a cualquier defensa del mundo. Otros que también puede tener cabida en esta línea es Dries Mertens (Napoli) y Marouane Fellaini (Manchester United). Estos dos jugadores podrían ser titulares en cualquier selección del mundo.


Completa el equipo el 'tanque' Romelu Lukaku (Manchester United). Cuatro años han pasado para que el ex jugador del Everton alcance el protagonismo que tiempo atrás le robó Christian Benteke (Crystal Palace) que es quien ahora se ha quedado fuera de la lista de los 23 elegidos.


Bélgica se presenta con ilusión y sustento. Hay muchos jugadores y también un sistema de juego que ha dado resultados. Marc Wilmots los alineó y tal parece que Martínez los pulió, solo falta saber si al fin este trabajo tendrá un buen final.

martes, 29 de mayo de 2018

Australia confía en el inacabable Tim Cahill



No hay sorpresas aunque muchos consideran que el veterano Tim Cahill (Milwall) no debió ser convocado por el seleccionador Bert van Marwijk. Eso es relativo porque un equipo que tiene jugadores joven siempre necesita del soporte de un crack que ya ha disputado un Mundial de fútbol. Cahill junto a Mile Jedinak (Aston Villa) serán los referentes de un equipo que no parte como favorito en su grupo, pero que intentará dar la sorpresa de la copa del mundo.


No todo se resume a los experimentados del plantel, hay puestos como la portería donde existen varias opciones. Por ejemplo, el titular debería ser Mat Ryan (Brighton), pero las buenas actuaciones de Brad Jones (Feyenoord) pueden terminar por inclinar la balanza a su favor. Danny Vukovic (Genk) tampoco se da por vencido y puede terminar cuadrándose bajo los palos australianos.


Aziz Behic (Bursaspor) y Milos Degenek (Yokohama Marinos) destacan en la defensa amarilla. El joven Fran Karacic (Lokomotiv Zagreb) es otro jugador que puede tener sus opciones. Jedinak y Aaron Moy (Huddersfield) dominan el mediocampo. Jackson Irvine (Hull City) es un volante con gol y Tom Rogic (Celtic) puede jugar en la mediapunta y como atacante neto.


Hace pocas horas se ha convocado de emergencia a Jamie Maclaren (Hibernian) quien ya había sido excluido de la nomina oficial, sin embargo, el estado físico de Tomi Juric (Lucerna) preocupa al comando técnico. Mat Leckie (Hertha Berlín) y su polivalencia también será importante, mientras que Robbie Kruse (Bochum) puede dar otro vuelo a una ofensiva que no tiene el esplendor de antaño, pero que puede dañar a cualquier rival.


Australia no es candidato. Puede robar puntos y quizá por allí pelear el segundo lugar del grupo. El debut contra Francia es complicado y todo depende de cómo se presentaran ante peruanos y daneses para poder pensar en una clasificación a la segunda fase del torneo.

Perú, un Guerrero caído, pero quedan 10 más



La ilusión es desbordante. Para un país como el Perú que vuelve a un Mundial luego de 36 años el disfrutar cada minuto mundialista va a ser casi una obligación. La sanción a Paolo Guerrero esta llenando las portadas, sin embargo, sería mezquino no darle importancia a otros jugadores que también tuvieron mucho que ver en la clasificación histórica. El delantero del Flamengo busca por llegar al Mundial, pero esto no puede distraer a los 'incas' en su preparación para su debut frente a la peligrosa Dinamarca.


Ricardo Gareca no puede distraerse. Paolo Guerrero (Flamengo) puede seguir su lucha, pero el entrenador argentino no puede esperar el perdón y recién allí armar el equipo. Esta noche Perú jugará contra la selección de Escocia, para ello se pondrá en funcionamiento a una oncena que se conoce de memoria, pero que carece de variantes de peso en el banquillo. El arco por ahora le pertenece a Carlos Cáceda (Tiburones-Mex), sin embargo, todos sabemos que el titular en campos rusos será Pedro Gallese (Tiburones-Mex). Una línea de 4 conformada por Aldo Corzo (Universitario) por la derecha, Miguel Trauco (Flamengo) por la izquierda, Alberto Rodríguez (Junior) y Christian Ramos (Tiburones-Mex). Hay salida por las bandas aunque en el caso de Corzo se refleja mucha voluntad y con Trauco se gana precisión en el pase.


Renato Tapia (Feyenoord) con Yoshimar Yotún (Orlando City) se desempeñan en la primera línea de volantes. André Carrillo (Watford City) y Edison Flores (Aalborg) son las salidas por las bandas, dejando a Christian Cueva (Sao Paulo) como enlace. El único delantero debe ser Jefferson Farfán (Lokomotiv Moscú), pero hay un problema con el ex jugador del Schalke 04, a este le gusta jugar por fuera con lo que el ataque puede quedar mermado. Otra dificultad de esta selección es su baja estatura que puede dar demasiadas ventajas ante selecciones como la de Australia y Dinamarca. 


En contraparte, las virtudes de los rojiblancos son el toque a ras del piso, las combinaciones, y el manejo del esférico. Si el indulto a Guerrero se da esto le permitiría a Farfán jugar por la banda derecha y hacer que Carrillo vuelva al banco de suplentes.


Perú vive un momento dulce. Es grato ver como un país se mueve al ritmo de su selección. El partido contra Escocia es una buena prueba para medir fuerzas ante un rival físicamente duro y con varios jugadores con recorrido. Lo que suceda en el Mundial es otra cosa y disfrutarlo será algo que Perú no olvidará nunca. 

Dinamarca no quiere darle chances a Perú



Dinamarca sabe que el primer lugar de su grupo mundialista está en manos de Francia. Es por ello que la idea es tratar de contrarrestar a la selección peruana debido a que los australianos son un equipo que más se adapta a su juego. El técnico Age Hareide ha recuperado a algunas de sus figuras y prácticamente está llevando todo su arsenal a Rusia 2018.


Perú se diferencia por su toque y habilidad y esto puede generar demasiados problemas. Dinamarca sufre con equipos mucho más técnicos que ellos es por eso la importancia de saber elegir a los jugadores idóneos y no tener problemas en el Mundial. Australia es un conjunto vertical y rápido, mientras que Francia es contundente. Para hacer frente a estos equipos Age Hareide ha convocado a jugadores con experiencia, por ejemplo, en el arco Kasper Schmeichel (Leicester City) es indiscutible. En la defensa Simon Kjaer (Sevilla) debe ser el soporte del joven Andreas Christensen (Chelsea). Ojo que Dinamarca juega con una defensa de tres jugadores y esto puede facilitar una marcación escalonada ante rivales veloces y hábiles. Completa la zaga central Jannik Vestergaard (Borussia Moenchengladbach). 


Riza Durmisi (Betis) vuelve a la nacional para aportar su experiencia por la banda izquierda, sin embargo, en las últimas horas ha quedado fuera del equipo debido a una lesión muscular. Una gran baja para la 'dinamita roja'. Thomas Delaney (Werder Bremen) es el que realiza una función mixta y William Kvist (Copenhague) es el que destruye. Su labor será importante para controlar a Christian Cueva. Christian Eriksen (Tottenham Hotspur) es la estrella del equipo y el jugador más desequilibrante de este conjunto. Lasse Schone (Ajax) debe acompañar a Eriksen. El ex jugador del Heerenveen tiene llegada y ve puerta con facilidad gracias a su magnifico disparo de larga distancia.


La preocupación pero en este momento es Nicklas Bendtner quien se ha lesionado jugando para el Rosenborg haciendo peligrar su participación mundialista. El ex jugador del Arsenal se perfila a ser el centrodelantero titular del equipo probablemente acompañado de Nicolai Jorgensen (Feyenoord) aunque tampoco se puede descartar a Kasper Dolberg (Ajax).


Equipo tipicamente nórdico. Potente, rápido, y con jugadores simples que no gustan de retener demasiado el balón. Son contundentes, aunque hay cierta desventaja cuando se enfrentan a rivales con reconocida habilidad. Age Hareide sabe que jugar contra Australia es un choque de similares características, pero enfrentar a Francia y Perú puede traer muchas complicaciones porque el estilo de estos equipos es mucho más complejo que el de los 'canguros'.

sábado, 26 de mayo de 2018

Serbia ya tiene a sus elegidos



Se han demorado uno días, pero finalmente la selección de Serbia ha dado la lista de 27 jugadores de los cuales saldrán los elegidos que defenderán la nación en Rusia 2018. Sorprende la inclusión de Matija Nastasic (Schalke 04), porque está en plena recuperación tras una lesión a la rodilla. No sabemos si se habrá repuesto del todo pero figura en la lista. Otro jugador que también se podría decir que es una novedad es Luka Jovic (Eintracht Frankfurt) aunque su gran temporada en Alemania es el principal motivo para que su nombre aparezca en la lista de Mladen Krstajic.


La selección serbia está liderada por Nemanja Matic (Manchester United), el ex jugador del Benfica es la principal referencia de un equipo que ha tratado de girar en torno a los más experimentados. Matic en el medio, Vladimir Stojkovic (Partizan) en el arco, Branislav Ivanovic (Zenit) y Aleksandar Kolarov (Roma) en la defensa. Nombres de sobras conocidos, pero que se enfrentan a la incógnita de , cómo jugará esta selección. Con Slavoljub Muslin se trabajaba una defensa de tres jugadores con los carrileros. Ahora, todo indica que se volverá a la línea de cuatro donde Antonio Rukavina (Villareal) y Kolarov siguen siendo los dueños de las bandas. Dusan Basta (Lazio) se quedó fuera de la convocatoria y Nikola Milenkovic (Fiorentina) al parecer acompañará a Ivanovic en la zaga central. Uros Spajic (Krasnodar) también puede tener sus oportunidades si se continua con una defensa de tres jugadores.


Nemanja Maksimovic (Valencia) es una presencia obligatoria ya sea en el medio o en la zaga. La presencia del ex jugador del Astana evitaría que Matic se retrase demasiado para la distribución. Sergej Milinkovic-Savic (Lazio) debe ser el que complete este mediocampo de lujo. Con técnica y llegada al área rival, la joya más deseada de toda Europa debe ser el enlace con atacantes. Su competencia más cercana es Dusan Tadic (Southampton). El ex jugador del Twente desborda calidad por sus botas. 


Si le damos continuidad al trabajo de Muslin tanto Filip Kostic (Hamburgo) y Aleksandar Mitrovic (Newcastle) deben ser los atacantes titulares, pero también se puede ubicar a Tadic en la mediapunta y dejar solo al ex jugador del Anderlecht. Luka Milivojevic (Crystal Palace) también puede aparecer en el medio en detrimento de Maksimovic que ya sabe lo que es jugar con Ivanovic en la defensa.


Una defensa experimentada, un mediocampo con muchas variantes y una delantera que se ve frágil. A diferencia de otras generaciones esta no muestra un gran poder ofensiva y esto a la larga puede ser un handicap otorgado por los serbios ya que pese a los progresos de Andrija Zivkovic (Benfica) y el buen presente de Jovic es notorio que solo Aleksandar Mitrovic tiene las armas suficientes para hacerle daño a las defensas rivales.

jueves, 24 de mayo de 2018

La poderosa selección polaca



Pocos equipos pueden reunir tanta calidad en su plantilla Polonia llega a Rusia 2018 en su mejor momento y con jugadores consagrados en las mejores ligas europeas. Si antes la principal referencia era Robert Lewandovski (Bayern Munich), hoy podemos hablar de Krychowiak (West brom) o del propio Kamil Glik (Mónaco). Adam Nawalka espera mucho de su equipo y todo indica que disputará la primera plaza del grupo con Colombia, salvo que Senegal tenga algo diferente que decir. 


Selección muy táctica y efectiva. No hay mucha habilidad en sus jugadores, pero puede decidir un partido con una pelota parada o con un veloz contraataque. Cada línea tiene varias opciones. Por ejemplo, el arco debería ser de propiedad de Wojciech Szczesny (Juventus), quien está presto a tomar el lugar dejado por Gianluigi Buffon en la 'vecchia signora', pero los que saben de esto dicen que Lukasz Fabianski (Swansea) tiene más oportunidades para obtener la titularidad.


El imponente Kamil Glik (Mónaco) es la figura de la defensa. Hay confianza en él, pero de vez en cuando se manda alguno que otro error garrafal. Bartosz Bereszynski (Sampdoria) debe ser el lateral derecho, aunque Lukasz Piszczek (Borussia Dortmund) a la larga le ganará la pulseada ya que le va a tirar toda su experiencia encima. Michal Pazdan (Legia Varsovia) es el único de la liga local que se hace un espacio en el equipo titular. 


Piszczek forma una dupla peligrosa junto a Jakub 'Kuba' Blaszczykowski (Wolfsburg). Ambos se conocen desde su etapa en el Dortmund es por ello que juegan de memoria. Grzegorz Krychowiak (West Brom) parece haber recuperado su nivel en Inglaterra. Karol Linetty (Sampdoria) es la primera opción para acompañar al ex jugador del Sevilla, mientras que Piotr Zielinski (Napoli) es el que pone la cuota de fantasía al mediocampo polaco. 


Adelante, todo queda en manos de Robert Lewandowski y Arkadiusz Milik (Napoli), este último volviendo después de una sería lesión. Otro que puede tener sus oportunidades es Lukasz Teodorczyk (Anderlecht), un delantero que ha destacado en la liga belga y que seguramente se mudará a una liga más importante tras el Mundial.


Colombia no la tiene fácil y Senegal tendrá que explotar más que nunca su habilidad. Polonia es un candidato a clasificar y después de eso todo es posible. Jugadores hay y sobre todo contar con un delantero como Lewandowski hace ilusionar a cualquiera.

martes, 22 de mayo de 2018

Sangre joven lleva Inglaterra al Mundial



Nadie habla de ellos, ni en las apuestas ni en los programas deportivos. La selección inglesa está pasando desapercibida y es muy poco lo que se espera de un equipo que se compone de sobrantes de la Premier League. No queremos faltar al respeto, pero es una realidad que de los 23 convocados pocos son estrellas de sus equipos.


El técnico Gareth Southgate ha echado mano de lo poco que le ofrece el torneo local. No hay jugadores en el exterior y los poderosos de la Premier League se llenan de jugadores foráneos dándole muy pocas opciones de jugar a los nacionales. Por ejemplo, no sorprende que Joe Hart (West Ham) no haya sido tomado en cuenta. La llegada del chileno Claudio Bravo y después la del brasileño Ederson hicieron que el Manchester City lo diera en calidad de cedido haciendo que su nivel fuera decayendo de a pocos. Entonces, con todo esto Jordan Pickford (Everton) se perfila como el titular en tierras rusas. Su competencia directa es Jack Butland (Stoke City).


En la zaga central no hay demasiadas variantes. La idea es seguir confiando en Gary Cahill (Chelsea) y John Stones (Manchester City). Dos problemas se suman a estos centrales. Cahill juega en una línea de 3 en su club y Stones ve como su equipo sigue confiando menos en él tras la llegada de Aymeric Laporte y la inmortalidad de Vincent Kompany. Danny Rose (Tottenham Hotspur) debe ser el lateral izquierdo y Kyle Walker (Manchester City) el derecho. También puede tener sus oportunidades Alexander-Arnold (Liverpool).


El mediocampo está compuesto por la tenacidad de Eric Dier (Tottenham Hotspur) y el manejo de balón de Jordan Henderson (Liverpool). Una franja es para Raheem Sterling (Manchester City) y la otra está destinada para el espigado Ruben Loftus-Cheek (Crystal Palace) que sin duda es la sorpresa en la convocatoria. El extremo que es de propiedad del Chelsea es una clara muestra que en Inglaterra no sobran jugadores.


La ofensiva parece tener todo claro y es donde está el punto fuerte de está selección. El goleador Harry Kane (Tottenham Hotspur) es la estrella del equipo. Un delantero que marca las diferencias y que todo lo ve gol. A su lado debería alinearse a Marcus Rashford (Manchester United), la joven promesa que Mourinho ha sabido darle muchos minutos. Otra opción también es Jamie Vardy (Leicester), el experimentado atacante es un revulsivo importante para los de arriba.


No sobra nada, es más, falta. Inglaterra lleva un buen equipo, sin embargo, parece muy poco para tentar llevarse el trofeo. Gareth Southgate no engaña a nadie, lleva lo poco que tiene y esto debe agradecérselo a la liga local donde los extranjeros destacan por su cantidad. La Premier League será la mejor liga de Europa, pero a costa de hacer de la selección inglesa una más del montón. Espero equivocarme.

Senegal busca igualar lo hecho en el 2002



Es para muchos la selección africana más potente que asiste al Mundial. Senegal buscara en Rusia 2018 igualar lo hecho en el 2002 cuando sorprendió al mundo eliminando a Francia en la primera fase de la Copa del Mundo. Esta vez, los leones de Teranga llegan con jugadores consagrados en las mejores ligas europeas y con el apetito suficiente como para hacerle frente a cualquier selección.


Aliou Cisse es consciente que tiene en sus manos a una brillante generación de futbolistas cuyo presente profesional hace que este combinado sea considerado el más potente del balompié africano. La estrella del equipo es el veloz Sadio Mané (Liverpool). El ex jugador del Southampton ha tenido una temporada brillante y ha sido un aporte más que importante para que los de Anfield alcancen la final de la Champions League.  Ya en anteriores oportunidades hemos hablado de la importancia de Mané, sin embargo, no podemos dejar de mencionar la importancia dentro del equipo del expeditivo central Kalidou Koulibaly (Napoli). Este jugador le da otro peso a la línea defensiva y es junto a Kara Mbodj (Anderlecht) el último bastión antes de llegar al arquero Abdulaye Diallo (Rennes).


Cheikhou Kouyaté (West Ham) es otro de los jugadores a seguir. Fuerte y de buen toque, la recuperación corre a cargo del ex jugador del Anderlecht. Ojo que también puede jugar de central si hubiera una urgencia. A su lado debería estar Idrissa Gueye (Everton), un centrocampista talentoso que debe marcar la diferencia dentro del equipo. Y como para reforzar la medular figura Alfred N'Diaye (Wolverhampton), un jugador de corte mixto que marca y tiene llegada al área rival. Otra de las cualidades del ex jugador del Villareal es su arranque veloz y potente.


El tridente ofensivo estará liderado por Mané, pero son muchas las opciones para acompañar al delantero del Liverpool. Keita Baldé (Mónaco) es una de ellas. El ex jugador de la Lazio es un atacante que gusta recogerse un poco para evitar la marca, recibir, y arrancar con velocidad. No le disgusta ir por las bandas porque su habilidad le permite desbordar con sencillez. Por la banda izquierda puede ir M'Baye Niang (Torino), su fortaleza y verticalidad pueden ser de gran aporte para los dirigidos por Aliou Cissé. O a lo mejor el técnico de los 'leones de Teranga' termine por decantarse por la experiencia de Moussa Saw (Bursaspor) y mover a Keita Baldé a una de las franjas.


Senegal tiene argumentos para hacer daño. No parte como favorito y todo indica que será un convidado de piedra a la fiesta que se augura a Colombia y Polonia. No hay que descartar a este conjunto africano puesto que tiene experiencia, velocidad, y habilidad, aunque muchas veces también aparece la anarquía que siempre ha sido el talón de aquiles de las selecciones del continente negro.

sábado, 19 de mayo de 2018

Croacia tampoco se guarda nada



Un plantel lleno de estrellas es lo que Croacia llevará a Rusia 2018. El entrenador Zlatko Dalic dio a conocer una lista de 32 jugadores donde no hay sorpresas sino todo lo contrario se valida al equipo que jugó las eliminatorias mundialistas. Croacia debatirá el primer lugar del grupo con Argentina, aunque Islandia ya le creo muchos problemas en la fase de clasificación. Por el lado de Nigeria solo queda ver si las 'águilas' podrán dar la alerta y ganar algún partido.


Danijel Subasic (Mónaco) es el arquero titular. Simo Vrsaljko, pese a su poca actividad en el Atlético de Madrid, es el dueño de la banda derecha, aunque no debe confiarse porque el veterano Vedran Corluka (Lokomotiv Moscú) viene de ser campeón de la liga rusa. Dejan Lovren (Liverpool) forma junto a Domagoj Vida (Besiktas) la zaga central. Ojo con el ex jugador del Dinamo Kiev puesto que este suele ser expulsado con facilidad debido a sus recias entradas. Ivan Strinic (Sampdoria) debe ser el lateral izquierdo. Dalic también le ha dado una última oportunidad a Duje Caleta - Car (Red Bull Salzburg). Este gigante central es todo un peligro en las jugadas a balón parado.


Luka Modric (Real Madrid) e Ivan Rakitic (Barcelona) controlan el mediocampo. Ivan Perisic (Inter de Milan desequilibra por la derecha y es muy probable que Mario Mandzukic (Juventus) aparezca como extremo izquierdo, demarcación que ya ocupó la campaña pasada en Italia. Esto permitiría el ingreso de Marcelo Brozovic (Inter de Milan) para reforzar la medular, dejando como único punta a Nikola Kalinic (Milan).


También se puede hacer ingresar a Mario Pasalic (Mónaco) para darle una cuota de magia al medio y alinear a Marko Pjaca (Schalke 04) por una banda para explotar su habilidad. 


Un plantel lleno de estrellas que puede llegar lejos. Ya anteriormente se ha esperado mucho de los croatas y sin embargo se han quedado en el camino. Este equipo reune experiencia y juventud, además, muchos de ellos llegan con varios días de descanso y quizá su único jugador que tendrá actividad todavía va a ser Luka Modric que aún le falta disputar la final de la Champions League con el Real Madrid.

Deschamps sorprende y deja a algunos habituales



Había nombres que se daban por descontada su presencia en el Mundial, pero Didier Deschamps ha sorprendido dejándolos fuera. Kingsley Coman (Bayern Munich), Lucas Digne (Barcelona), y Adrien Rabiot (Paris Saint Germain), han quedado fuera de la lista mundialista y salvo una lesión de los convocados tendrán la oportunidad de acceder al equipo nacional.


La lista la lideran Antoine Griezmann (Atlético de Madrid) y Paul Pogba (Manchester United). Después, es fácil confeccionar el equipo que presentará Deschamps en el Mundial. Hugo Lloris (Tottenham Hotspur) es el arquero titular. Felicitaciones a Steve Mandanda (Marsella) que ha regresado con fuerza y es un relevo de mucha calidad. Ante la lesión de Laurent Koscielny (Arsenal) se tuvo que convocar a Adil Rami (Marsella), el ex jugador del Sevilla no parte como titular, pero su experiencia puede ser determinante en algunos partidos.


Samuel Umtiti (Barcelona) y Raphael Varane (Real Madrid) son los dueños de la zaga. Benjamín Pavard (Stuttgart) no figuraba en los planes de nadie pero ha sido llamado. Es un joven central de gran futuro. Benjamín Mendy (Manchester City) es el lateral izquierdo y todo señala que Djibril Sidibe (Mónaco) cubrirá la franja derecha. Lucas Hernández (Atlético de Madrid) y su polivalencia también será de gran aporte.


Blaise Matuidi (Juventus) y N'Golo Kanté (Chelsea) acompañaran a Pogba en el medio. Steven N'Zonzi (Sevilla) se ganó un lugar en este último semestre de la temporada, mientras que Corentin Tolisso (Bayern Munich) también puede meterse en el once inicial. Ousmane Dembélé (Barcelona) ha superado su lesión y también se ha colado entre los convocados. Kyliam Mbappe (Paris Sanit Germain) y Olivier Giroud (Chelsea) serán junto a Griezmann los encargados de finalizar las jugadas ofensivas de los galos.


Deschamps si que ha sorprendido. Deja a varios que contaban para muchos y lleva a quienes la última campaña ha sido el trampolín para llegar a tierras rusas. Los franceses cuentan con llevarse el grupo con facilidad y posteriormente ver cuál será el equipo con el cual eliminarse. Hay mucha calidad y creo que el 2018 será la coronación de un trabajo de bastantes años.

Tite no se anda con rodeos



Tite no se anda por las ramas y no tiene por qué especular respecto a los jugadores que llevará a Rusia 2018. Ya se sabía quienes serían los elegidos y más que alguna sorpresa como la de Geromel (Gremio), todo está dicho y los encargados de llevar a Brasil a su sexta corona Mundial son los que arrasaron en la eliminatoria.


La lesión de Dani Alves (Paris Saint Germain) ha sido un golpe duro para la canarinha. Seamos conscientes, Danilo (Manchester City) no está a la altura del ex jugador del Barcelona y Fagner (Corinthians) es todavía una incógnita. El arco es de propiedad de Alisson (Roma), aunque Ederson (Manchester City) aún guarda alguna esperanza de ser el titular. Los centrales serán Miranda (Inter de Milan) y Marquinhos (PSG). El lateral izquierdo es Marcelo (Real Madrid). Salvo alguna lesión de los centrales la primera opción es Thiago Silva (PSG). La ausencia de David Luiz no es algo extraño porque no ha jugado casi nada en el Chelsea y su disputa con Antonio Conte a la larga terminó sacándolo del Mundial.


El Mediocampo se lo dividen Casemiro (Real Madrid), Paulinho (Barcelona), y Renato Augusto (Beijing Guoan). Los extremos son Neymar (Paris Saint Germain) y Coutinho (Barcelona), mientras que Gabriel Jesus (Manchester City) es el único atacante. 


Otro que puede tener opciones en el medio es Fred. El volante del Shakhtar Donetsk ha brillado desde que Fernandinho se marchó al Manchester City. Su crecimiento ha sido tal que el Barcelona está intentando ficharlo de cara a la próxima temporada.


Tite ya tenía el equipo hace varios meses y no hay sorpresas. Brasil es candidato y la dependencia por Neymar es cada vez menor. No hay demasiadas estrellas, pero como equipo este Brasil funciona como un reloj.

Marruecos lleva toda su artillería a Rusia



Los leones del Atlas no se guardan nada. El técnico Hervé Renard ha citado a todos sus legionarios buscando realizar una gran actuación en el Mundial. Se espera mucho de Marruecos, el verdugo de la poderosa Costa de Marfil, pero también hay que tomar en cuenta que el grupo donde está encuadrado no es fácil. España y Portugal tienen las primeras opciones para clasificar, pero quién sabe si por allí los marroquíes dan la sorpresa y se cuelan a la segunda fase del Mundial.


Encabeza la lista de convocados el experimentado Mehdi Benatia (Juventus), el expeditivo central es el capitán del equipo y el principal referente de la defensa. Junto al ex jugador del Bayern Munich destaca Romain Saiss (Wolverhampton) y el lateral derecho del Real Madrid Achraf Hakimi. Otro de los indiscutibles es Manuel Da Costa (Basaksehir). En el arco Munir (Numancia) tendrá una lucha constante con Bono (Girona), pero sin duda lo más beneficioso para el ex arquero del Almeria B es que el Mundial será una gran vitrina para él ya que termina contrato con el Numancia en pocos días.


Karim El Ahmadi y Sofian Amrabat (Feyenoord) son dos pilares del mediocampo. Junto a él se podrá ver el talento y habilidad de Amine Harit (Schalke 04) y la velocidad de Hakim Ziyech (Ajax). A ellos hay que sumarle al 'español' Fajcal Fajr (Getafe) y al experimentado Mbark Boussoufa (Al Jazira). Mención especial para este último jugador que ha paseado su calidad por el Anderlecht, Anzhi, y Lokomotiv de Moscú. 


Otro de los jugadores a tomar en cuenta es Younes Belhanda (Galatasaray), un mediocampista diestro de buen regate, que puede jugar por ambas bandas, pero que siempre busca salir para su mejor perfil. Después todo se resume a la comparsa ideal que pueden generar Nordin Amrabat (Leganés) y Mehdi Carcela (Standard Lieja).


El grupo no es fácil y al parecer la clasificación es remota. Marruecos acude nuevamente a un Mundial con la difícil misión de devolverle al continente africano el protagonismo perdido. No será sencillo hacerlo aunque tampoco se puede descartar a un equipo que desborda calidad en todas sus líneas.